Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y ofrecer servicios personalizados. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso, aunque puede cambiar de opinión en cualquier momento. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Consulta disponibilidad y reserva ya
de forma sencilla.

Consulta disponibilidad y precios
4 consejos para cuidar a tu perro en primavera
19/03/2021
4 consejos para cuidar a tu perro en primavera

La primavera ya está aquí y nuestros amigos de cuatro patas lo notan. Se encuentran más activos y buscan los rayos de sol para cargarse de vitamina D, disfrutan de las temperaturas más agradables y de las horas de luz que además hacen que los paseos se alarguen y salgamos a disfrutar de bosques y paisajes que están en su máximo esplendor.

 

También es una época en la que debemos estar muy al tanto de cualquier cambio, pues algunas de las patologías más comunes de los perros, llegan con la primavera. Por esta razón, vamos a daros unos consejos para cuidar a vuestra mascota durante esta estación.

 

Igual que los humanos, los perros también tienen alergias en esta época. Es por ello que es importante estar al tanto ante cualquier síntoma como picor, urticaria, lagrimeo, congestión nasal, enrojecimiento de los ojos, etc…y si notáis algo raro, acudir al veterinario para que puedan evaluar y darle el mejor tratamiento para eliminar las molestias.

 

No caminar por zonas de pinar en donde veáis que hay muchos bolsones de procesionaria. Estas orugas son un peligro para nuestras mascotas y el simple contacto con una de ellas hará que tengáis que ir de urgencia al veterinario. Es durante la primavera cuando las orugas salen en procesión de los bolsones y desfilan en procesión hasta su nuevo escondite. ¡Hay que estar muy al tanto en los paseos!.

 

Tras una jornada de diversión por el campo es importante al llegar a casa hacerle un chequeo a nuestro perro ya que existen parásitos externos que pueden afectar a su salud. Las pulgas y las garrapatas son muy comunes en primavera y son parásitos que se agarran en su cuerpo y que se alimentan de su sangre pudiéndoles provocarles hemorragias o transmitirles enfermedades infecciosas como el tifus o la enfermedad de Lyme.

 

El último de los consejos es que tengáis mucho cuidado con zonas o campos en los que abundan las espigas ya que estas desprenden unas semillas que pueden clavarse en zonas como los ojos, la nariz o las orejas y esto les puede provocar inflamaciones o infecciones. Igual que con las garrapatas, es muy bueno al llegar a casa tras el paseo hacerle una revisión para cerciorar que no tiene ninguna espiga clavada. Pues en este caso, habría que llevarlo al veterinario de urgencia.

 

Estando al tanto ante cualquier síntoma, vigilando las zonas de paseo y haciendo la revisión al llegar a casa, seguro que vuestras mascotas van a estar perfectamente esta primavera.